Este blog recoge mis vivencias. Recuerdos y pensamientos de una infancia y adolescencia difíciles.

domingo, 16 de mayo de 2010

La fábrica

Sucedió en 1996. Fue una época maravillosa donde la amistad era lo único importante...
Vivíamos el momento, sin importarnos el futuro. Llevábamos la vida al límite... teníamos 16 años.
Cualquiera de los que formábamos aquél extraño grupo, hubiese dado la vida por el otro sin pensarlo.Nadie en casa nos esperaba. A nadie en casa le importaba lo más mínimo nuestros sentimientos, nuestras inquietudes o nuestros miedos...
Los guantazos ya no nos dolían. Los insultos nos los curábamos los unos a los otros.

Nos levantábamos a las 6 de la mañana, sólo para hacer peyas y reunirnos en aquella vieja fábrica abandonada, que habíamos acomodado para nuestras reuniones. Desayunábamos a base de poesía y cigarrillos Lucky strike.

A veces hacíamos trastadas. Una vez preparamos una gran olla de sangría, y nos disfrazamos de bebés, con coletitas y pañales. Nos colamos en el metro, y recorrimos así varias paradas, riendo, saltando y repartiendo vasos de sangría a la gente.

Habíamos formado una familia. No la que nos viene de serie cuando nacemos, sino la que queríamos tener.
Mientras los demás niños de nuestra edad deseaban que llegase el fin de semana para ir a las discotecas a emborracharse, nosotros pasábamos las horas charlando en aquella fábrica que era nuestro segundo hogar...por no decir el primero.
Nos recuerdo ahora como a niños perdidos en el país de Nunca Jamás.

Pero todo aquello fue tan efímero como la vida de una mariposa. Tan fugaz como una estrella.
Como todo lo intenso; como todo lo hermoso...
Se fue, dejándome un hueco en el corazón.

Jaume, amigo mío. Donde quiera que estés, espero que seas feliz.

2 comentarios:

  1. suena bien tu fábrica abandonada Nati... mis 16 fueron más de discoteca y primer noviete... chica yo era de lo más tradicional...

    ResponderEliminar
  2. XDXDXD, yo es que me fui a juntar con una pandilla muy peculiar, Manuela. Sin embargo lo recuerdo como una de las épocas más maravillosas de mi vida.
    Un besito

    ResponderEliminar